Quienes somos

Industria y Turismo


Calizas de Burgos, S.L es una empresa extractora elaboradora y comercializadora de roca ornamental ubicada en el término municipal de Hontoria de la Cantera (Burgos). Esta sociedad fue constituida a finales de 2014 promovida por un empresario con dilatada experiencia en el sector, cuya finalidad era introducirse nuevamente en el mercado y continuar con la actividad de la mercantil, ya liquidada, Piedras y Mármoles de Hontoria, S.L.

 

A pesar de su reciente constitución, Calizas cuenta con una serie de profesionales con un amplio bagaje en este ámbito y con personal que lleva más de 20 años desarrollando trabajos relacionados con la cantería.

 

La empresa posee un taller de elaboración cercano al núcleo urbano de Hontoria de la Cantera, donde se cortan y se tallan todo tipo de piedras, entre ellas, la denominada “Caliza de Hontoria”, procedente de la concesión de explotación Agustín No3.369 cuyo frente de explotación actual se localiza en monte perteneciente al municipio de Cubillo del Campo (Burgos)

 

A fecha actual, Calizas de Burgos es la única empresa suministradora de este tipo de piedra.

  

 

SierrActiva es una empresa que nace con la voluntad de dar a conocer el Patrimonio Cultural y la Historia al conjunto de la sociedad, y de una forma directa a los niños y jóvenes.

Su objetivo profesional es poner en valor el patrimonio de nuestro país con la finalidad que sea querido y respetado por todos los ciudadanos. De una manera muy especial, nos hemos centrado durante años en la puesta en valor y la creación y realización de una oferta de turismo cultural y escolar.

 

Dinamizamos, fomentamos y difundimos didácticamente nuestro patrimonio histórico.

 

Nuestra voluntad de desarrollar una oferta de calidad incluye un concepto aplicado al turismo cultural, queremos que quien nos visite se vaya con la idea de que ha vivido una experiencia especial, emotiva, atractiva e interesante. Y aunque consiguiéramos que el visitante, niño o adulto se fuera sólo con eso, pensamos que aún nos quedaría lo más importante, algo no prescriptivo en el turismo cultural, que aprenda. Porque pensamos que lo que puede asimilar es útil para entender mejor el carácter humano y nuestra relación con el entorno. Sólo si se educa, si piensa, si reflexiona, si disfruta, respetará, recordará este lugar y lo recomendará.